Nombres muy poco sonoros dominan la pasada jornada

by
El bahraini Rashid Ramzi, al centro, compite en la prueba de los 1.500 metros celebrados en el Estadio Nacional de Pekin, China.

El bahrainí Rashid Ramzi, al centro, compite en la prueba de los 1.500 metros celebrados en el Estadio Nacional de Pekín, China.

PEKIN.- El atletismo de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 vivió ayer martes una jornada de sorpresas, con cinco medallas de oro que fueron a parar a nombres semidesconocidos.

Las sorpresas llegaron de la mano la estadounidense Dawn Harper en 100 metros vallas, la británica Christine Ohuruogu en 400 metros y el ruso Andrei Silnov en el salto de altura.

Para completar la jornada de los modestos, dos pequeños países fueron capaces de llevarse un oro en atletismo: Bahréin, por medio de Rashi Ramzi, un atleta de origen marroquí, y Estonia, gracias a Gerd Kanter.

La política deportiva de Bahréin de nacionalizar a deportistas de otros países, gracias al oro negro, dio resultado ayer martes con el oro que ganó Rashid Ramzi, nacido en Marruecos, en la prueba de 1.500.

Ramzi, de 28 años, doble campeón del mundo de 800 y 1.500 en 2005, es el primer medallista bahreiní de la historia del atletismo, y se impuso al superar en la final al keniano Asbel Kiprop y al neozelandés Nicholas Willis. La estadounidense Dawn Harper dio la sorpresa al ganar el oro de 100 metros vallas, después su compatriota Lolo Jones, se fuera al suelo en la última valla.

Harper, que no había ganado antes ninguna medalla internacional, se impuso con un tiempo de 12.54, su récord personal. La australiana Sally McLellan, segunda, y la canadiense Priscilla Lopes-Schliep, tercera, tuvieron que desempatar en la foto-phinish tras haber logrado el mismo tiempo (12.64). También llegaría el triunfo de la británica Christine Ohuruogu en 400 metros planos (49.62), al superar a la jamaicana Shericka Williams (49.69) y a la favorita estadounidense Sanya Richards (49.93).

El estonio Gerd Kanter se colgó la medalla de oro de lanzamiento de disco, superando al polaco Piotr Malachowski y al lituano Virgilijus Alekna.


A %d blogueros les gusta esto: