El baloncesto se viste de gala con duelo entre EEUU y España

by
Kobe Bryant estuvo observando la final de basket femenino, hoy espera emular al logro alcanzado por las damas de Estados Unidos.

Kobe Bryant estuvo observando la final de basket femenino, hoy espera emular al logro alcanzado por las damas de Estados Unidos.

BEIJING.- Una victoria separa a Estados Unidos de recuperar su trono como rey del básquetbol. Una derrota sería otra dolorosa cachetada para los estadounidenses y sus estrellas de la NBA.

Estados Unidos choca este domingo contra el campeón mundial España en la final del baloncesto masculino en los Juegos Olímpicos, y para los norteamericanos hay mucho más que una medalla de oro en juego. Se trata de regresar a la cima del deporte que inventaron, un puesto de honor que cedieron desde el inicio de la década ante equipos como Argentina y los españoles.

“Hay presión porque vinimos a buscar el oro y ya estamos tan cerca”, reconoció LeBron James. “Y emoción porque llevamos cuatro años preparándonos para llegar a este momento”.

E l recorrido comenzó después de sonados fracasos en el mundial de 2002 y la olimpiada de Atenas 2004. Cansados de ser humillados por países como Argentina y hasta Puerto Rico, la dirigencia del básquetbol estadounidense armó una base con miras a Beijing que incluye a James, Dwayne Wade, Kobe Bryant y otros.

El penúltimo escalón fue su victoria el viernes 101-81 sobre el campeón olímpico Argentina en las semifinales. El próximo paso es superar a España, el segundo mejor equipo del torneo en Beijing que despachó a Lituania 91-86 en las semis. “Este fue el partido más importante de mi carrera, incluso más que la final de la NBA”, dijo Wade, jugador del Miami Heat tras vencer a los argentinos. “Y el del domingo será incluso más importante”.

Estados Unidos ya aplastó a los españoles 119-82 en la fase preliminar, aunque sabe que el reto con el oro de por medio será mucho más difícil. “Ello son los campeones mundiales. Tuvimos un gran partido contra ellos en la primera ronda, pero uno no gana la medalla de oro en la primera ronda”, comentó el entrenador estadounidense Mike Krzyzewski. “Sé que van a luchar con el corazón de un campeón”.

Los estadounidenses despacharon a Argentina con relativa facilidad, aunque aprovecharon la ausencia de Manu Ginóbili por una lesión. Aún así, la albiceleste recortó una ventaja de 19 puntos a seis al final de la primera mitad, y los norteamericanos saben que no puede permitirle el mismo lujo a una España encabezada por Pau Gasol.


A %d blogueros les gusta esto: