Bolt suma otra medalla de oro en relevo 4 por 400

by
Los integrantes de la cuarteta 4 por 400 de Jamaica que ayer se alzó con la medalla de oro en esta modalidad y donde establecieron nuevo récord mundial. La misma estuvo encabezada por Usain Bolt y Asafa Powell

Los integrantes de la cuarteta 4 por 400 de Jamaica que ayer se alzó con la medalla de oro en esta modalidad y donde establecieron nuevo récord mundial. La misma estuvo encabezada por Usain Bolt y Asafa Powell

Pekín/DPA.- El jamaicano Usain Bolt cerró hoy su histórica actuación en los Juegos Olímpicos de Pekín con su tercer oro y récord mundial, esta vez en el relevo 4×100.

Poco antes, la etíope Tirunesh Dibaba completó también un doblete inédito, al imponerse en los 5.000 metros una semana después de marcar en el 10.000 el segundo mejor crono de todos los tiempos.

Sin embargo, todo parece opacado por la gigantesca figura de Bolt. El jamaicano de 1,96 metros de altura se llevó el triunfo en el relevo corto con un tiempo de 37,10 segundos, con lo que el equipo caribeño rebajó en unas asombrosas 30 centésimas el anterior récord, en poder de Estados Unidos desde Barcelona 92.

Bolt ganó los 100 metros en 9,69 segundos y los 200 en 19,30. La victoria en el relevo, al igual que la del 100, es la primera de Jamaica en la historia de los Juegos.

“No puedo explicar una semana como esta”, dijo el nuevo plusmarquista mundial. “Jamaica es la capital del sprint en el mundo”, añadió el ex recordman Asafa Powell.

El país caribeño, sin embargo, se quedó sin lograr el pleno en las seis pruebas del sprint corto -los 100, 200 y 4×100 de hombres y mujeres-, al dejar caer el testigo en la prueba femenina, donde se impusieron las rusas.  Bolt corrió la tercera posta de un relevo que completaron Nesta Carter, Michael Frater y Powell. El cuarteto apenas tuvo rival en una final en la que ni siquiera estuvo Estados Unidos, descalificado el jueves en las semifinales por perder el testigo.

La plata fue para Trinidad y Tobago (38,06), mientras que el bronce se lo quedó Japón con 38,15 segundos.

La misma suerte que sus compatriotas hombres corrieron las componentes del equipo femenino, lo que abrió la puerta en la final a Rusia, que se aprovechó del error jamaicano y venció con un tiempo de 42,31. Bélgica se adjudicó la plata y Nigeria, el bronce.   Quien no falló fue Dibaba, de 22 años, que dejó atrás a sus rivales en la última vuelta para ganar un 5.000 lento apenas una semana después del velocísimo 10.000.

La etíope cimentó su estatus de mejor fondista del mundo tras repetir en los Juegos el doblete que ya hizo en el Mundial de 2005. En 2003 ganó el 5.000 y en 2007, el 10.000.

Hoy utilizó su famoso acelerón en la última vuelta y cruzó la meta en un tiempo de 15:41,40 minutos.

“Es un gran logro para mí. Cuando llegué de mi país no pensaba que pudiera ganar las dos carreras”, dijo Dibaba con modestia.

Al igual que en el 10.000, la turca de origen etíope Elvan Abeylegesse se tuvo que conformar con la plata, mientras que la campeona olímpica de 2004, la también etíope Meseret Defar, se llevó el bronce.

Los metales del salto de longitud femenino se decidieron en el primero de los seis intentos, en el que la brasileña Maurren Maggi, que estuvo dos años sancionada por doping, saltó unos 7,03 metros que le proporcionaron el mayor éxito de su carrera.

El australiano Steve Hooker se llevó hoy el oro en salto con pértiga (garrocha) con una marca de 5,96 metros, apenas unos pocos años después de acudir a sesiones de hipnosis para combatir su miedo a las alturas.

El “aussie” necesitó del tercer intento en 5,80, 5,85 y 5,90 en su camino hacia el récord olímpico, que superó también en su última tentativa.

Menos dramática fue la victoria del estadounidense Bryan Clay en el décatlon. El norteamericano se impuso con una puntuación de 8.791 puntos, menos de los que necesitó hace cuatro años sólo para quedarse con la plata frente al checo Roman Sebrle. Los 8.820 puntos de Clay fueron la mayor marca no ganadora de la historia.

El héroe de la sesión matutina fue el italiano Alex Schwazer, que se impuso en los 50 kilómetros marcha y dio a su país el primer oro en la durísima prueba desde hace 44 años.


A %d blogueros les gusta esto: