¡La medalla de plata!

by
El dominicano Gabriel Mercedes golpea en la cabeza al mexicano Guillermo Pérez, durante su pelea por la medalla de oro de los -58 kilogramos en taekwondo.
El dominicano Gabriel Mercedes golpea en la cabeza al mexicano Guillermo Pérez, durante su pelea por la medalla de oro de los -58 kilogramos en taekwondo.

MONTE PLATA.- El Gabriel Mercedes que ayer le dio los buenos días al país con la medalla de plata asegurada y la posibilidad de convertirla en oro, tuvo que vencer a dos campeones mundiales y olímpicos, así como a un monarca europeo del taekwondo para lograr una proeza que será muy bien recompensada por el Estado y el sector privado.“Ese muchacho nació para ser grande”, proclamó aquí su padre Gabriel Mercedes, de 56 años, a quien su vástago le había prometido que conseguiría una medalla olímpica en Beijing.

Gaby, quien cayó en el Grupo B, llamado de la muerte porque  reunió a lo mejor  de la especialidad, dio cuenta primero del campeón de Europa en el 2007, el portugués Pedro Póvoa (3-0); luego superó por  cuenta3-2 del taiwanés Chu Mu-Yen, campeón mundial 2003, campeón olímpico 2004 y de la Copa del Mundo 2001.

Con la medalla de bronce en el bolsillo, el orgullo de esta empobrecida provincia se fue al toma y daca con el español Juan Antonio Ramos, medallista de bronce olímpico y campeón mundial del 2007, al que venció 4-3 para luego caer 1-1 por inferioridad ante el mexicano Guillermo Pérez, subcampeón mundial de ese año, en el combate por el oro.

“No acostumbro a justificar derrotas ni a echarles la culpa a los árbitros, pero los parámetros que establecen para decidir un combate por superioridad dicen que superior es el individuo que maneja el combate, es decir que realiza las gestiones ofensivas, tiene manejo del mismo y ejecuta las técnicas mas complejas”, expresó Tony Mesa, quien junto a José Mora dirigió los entrenamientos del estelar atleta dominicano.

“Todo eso lo cumplió Gaby, por lo tanto esta decisión indiscutiblemente debió ser favorable a él porque fue quien ganó la pelea”, manifestó Mesa, quien vio la pelea por internet y luego en la transmisión diferida que se hizo por RNN, canal 27.

Fiesta al amanecer
Pero ello no impidió que en esta provincia, que ahora han bautizado con Esmeralda, celebraran desde tempranas horas una presea de plata que tiene sabor a oro.

Desde que se supo que tenía una medalla asegurada, los monteplantenses saltaron de alegría y no esperaron que amaneciera para lanzarse a las calles de la ciudad, para celebrar a todo pulmón y en una improvisada caravarana vociferar una y otra vez “!Gaby Campeón!”.

No bien salió el sol, cuando arrancó la algarabía, decenas de vehículos y motocicletas se fueron uniendo rápidamente a las celebraciones que encabezaban sus padres Eufemia Reyes de los Santos y Gabriel Mercedes (padre) y que recorría las distintas calles de este municipio.

En las casas de su esposa Soribel Hernández, una licenciada en Idiomas graduada en Utesa, y de su madre Eufemia no se durmió porque estaban atentos a los desenlaces de cada combate.

La disfonía de Eufemia Reyes era entendible a media mañana de ayer, cuando respondía preguntas de los periodistas, ya que no había parado de gritar y celebrar el triunfo de su vástago.

“Yo he llorado, he celebrado y voceado porque mi hijo bueno ha ganado, él es bueno con nosotros, y muy estudioso, nunca se ha quemado en la escuela, ha tenido que interrumpir sus estudios por su carrera deportiva, pero ahora está estudiando contabilidad”, declaró la emocionada madre.


A %d blogueros les gusta esto: