Corea derrota a Cuba, Japón, EU a semifinal

by
Ko Young-min, de Corea del Sur, se desliza a salvo en la segunda base, mientras el intermedista cubano, Yuliesky Gurriel observa durante el partido de ayer correspondiente al béisbol olimpico.

Ko Young-min, de Corea del Sur, se desliza a salvo en la segunda base, mientras el intermedista cubano, Yuliesky Gurriel observa durante el partido de ayer correspondiente al béisbol olímpico.

PEKíN.- Corea del Sur, Cuba, Japón y Estados Unidos discutirán la medalla de oro del torneo de béisbol de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, luego de que norteamericanos y nipones firmaran ayer martes su presencia, mientras que los caribeños perdieron su invicto y el liderato.

Cuba se dejó arrebatar el primer lugar de la serie de manos de Corea del Sur, que desempolvó el manual del buen juego para quedarse con una victoria de 7-4, convirtiéndose de la noche a la mañana en serio favorito al título.

La novena de Kyungmoon Kim volvió a utilizar ante la mayor de las Antillas, tricampeones olímpicos en Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Atenas-2004, y medalla de plata en Sydney-2000, los mismos recursos que empleó para sorprender a Estados Unidos (8×7) en el debut en la cita china: excelente pitcheo, bateo preciso y de largo alcance, y juego defensivo coordinado y sin equivocaciones.

Por eso el triunfo contra los isleños es un llamado de atención para aquellos equipos que no tenían a los coreanos como candidatos para luchar por el cetro, el último que lucirá el nuevo rey del deporte de las bolas y los strikes tras ser excluido del programa olímpico de Londres-2012.

“Debo reconocer que hoy nos enfrentamos a un equipo que se ha ganado el derecho de clasificar en primer lugar (a semifinales) porque ha ganado muy bien todos sus partidos, que llegó invicto a este juego y que a pesar de que nosotros jugamos bien, fue un justo ganador”, dijo el mánager Antonio Pacheco.

Cuba comenzó ganando el pleito 3-0 con un doble del receptor Ariel Pestano en el inicio de la segunda entrada para llevar a casa a Frederich Cepeda y Alexei Bell, que patrullaban en tercera y segunda, y luego fue un sencillo remolcador del guardabosque izquierdo Giorbis Duvergel el que trajo a Pestano.

Pacheco decidió entonces mover su bullpen y trajo a Vicyohandry Odelin por el abridor Luis Vera.

Los coreanos le dieron la peor de las bienvenidas a Odelin, que en la cuarta entrada despertaron para pintarle cinco carreras, de las cuales tres fueron limpias. Su labor en el montículo se limitó a 1 1/2 de inning con tres hits, dos boletos y ningún ponche, suficiente para irse con el juego perdido.

Fue el turno para Norberto González en el montículo en reemplazo de Odelin, y éste cometió un error que le costó a Cuba dos carreras.

Corea del Sur amplió la cuenta en el sexto y séptimo innings con par hits de Yongkyu Lee y Jongwook Lee, y en los que contribuyó Pestano con un error, el segundo de Cuba en el partido.

“No me gustó el momento en que se jugó muy pasivo. Después de que marcamos las tres carreras el equipo se confió mucho, no atacó y fue jugando al nivel que estaba Corea en ese momento. Después quisimos reaccionar y fue un poco tarde”, admitió Pacheco.

Los asiáticos, que tendrán que enfrentarse en semifinales con el cuarto clasificado y el miércoles con Holanda en el último partido de la ronda inicial, tienen su cuenta en 6-0, mientras que los cubanos, que están en 5-1, tendrán que vencer a China para asegurar el segundo puesto y enfrentar en la penúltima ronda al tercer sembrado.

Japón, por su parte, no tuvo problemas en su juego con China (10-0), y por el contrario mostró una excelente ofensiva de cara a las semifinales.

Los nipones disparon lo mejor de su artillería en ocho innings de partido, incluido un cuadrangular del designado Tsuyoshi Nishioka con un hombre en tercera.


A %d blogueros les gusta esto: