Los Estados Unidos avanza invicto a los cuartos de final

by
Dwight Howard, de Estados Unidos, trata de anotar ante el intento de bloqueo del alemán Dirk Nowitzki en partido de las preliminares del baloncesto olimpico.

Dwight Howard, de Estados Unidos, trata de anotar ante el intento de bloqueo del alemán Dirk Nowitzki en partido de las preliminares del baloncesto olímpico.

BEIJING.- La Alemania de Dirk Nowitzki no fue rival para Estados Unidos, que se apuntó ayer lunes otra soberana paliza en el básquetbol masculino, esta vez por 106-57.Fue la quinta victoria en cinco partidos para los estadounidenses, los únicos que completaron la primera ronda invictos.

Lituania (4-1), que también estaba invicto, cayó 106-75 ante Australia (3-2), pero igual se alzaron con el primer puesto del Grupo A, escoltado por Argentina (4-1). Los argentinos derrotaron 91-79 a la eliminada Rusia (1-4), en un partido en el que Luis Scola encestó 37 puntos.

Por el Grupo B, España (4-1) apabulló 98-50 a Angola (0-5) y Grecia (3-2) le ganó 91-77 a China (2-3).

En los cuartos de final Estados Unidos jugará con Australia, Argentina con Grecia, Lituania con China y España con Croacia. Argentinos y estadounidenses se verán las caras en las semifinales si ambos ganan.

Dwight Howard anotó 22 puntos y LeBron James 18 para los estadounidenses, que no ejercían una superioridad tan abrumadora desde el legendario Equipo de Ensueño de 1992 en Barcelona.

Los norteamericanos anotaron un promedio de 103 puntos por partido y el margen de sus victorias fue de 32 puntos promedio.

Ahora los estadounidenses se preparan para una Australia que les dio pelea en un partido amistoso hace dos semanas pese a no contar con su centro titular Andrew Bogut, quien se reponía de una lesión.

Estados Unidos triunfó en ese partido con un modesto 87-76, pero difícilmente se vuelva a repetir un resultado tan estrecho a la luz de lo mostrado por los norteamericanos en este torneo.

Los alemanes se vieron totalmente desbordados por los astros de la NBA, que a veces se tropezaron entre ellos mismos frente al aro, tras penetrar la defensa rival.


A %d blogueros les gusta esto: