¡Día negro para Sánchez!

by
Félix Sánchez no pudo mantener su titulo olimpico luego de una extraña mezcla de situaciones personales y las constantes lesiones que le acompañan en los últimos años.

Félix Sánchez no pudo mantener su título olímpico luego de una extraña mezcla de situaciones personales y las constantes lesiones que le acompañan en los últimos años.

BEIJING.- Félix Sánchez tuvo un día negro. El pasado viernes, no solamente perdió a su abuela y tutora Liliam Peña, sino que vio esfumarse la esperanza de defender su corona de campeón olímpico de los 400 metros con vallas. Algo más, también su regreso a la pista, tras casi un año de ausencia, fue un fracaso mayor.

Antes de la carrera, su rostro dolido por la muerte de quien le formara desde muy temprana edad, fue mostrado en la pantalla gigante del Estadio Nacional Nido del Pájaro, la noche de este viernes.Después de la carrera, también fue mostrada su cara de impotencia al ver estrellarse, sin esperanza, la oportunidad de avanzar a las semifinales de los 400 metros con vallas. Era la crónica de una muerte anunciada.

“Fue un día terrible para mí, no me sentía para nada bien. mi mente estaba todo el tiempo en irme a San Diego, para darle las últimas bendiciones a ella, a mi abuela, que acaba de partir”, dijo Sánchez sobre la muerte de su protectora. “Se me fue el ánimo del corazón y para un corredor como yo, eso es fatal”.

Bien temprano del viernes, Sánchez recibió una llamada informándole del fallecimiento de su amada abuela y madre de crianza, Liliam, desde ese momento se fue en llanto y no salió de la habitación situada en el octavo piso del edificio B-2 de la villa. Ahí recibió las condolencias de los miembros de la delegación y otras personalidades que le visitaron.

Sánchez se ha portado como un verdadero guerrero. Un verdadero patriota que vino aquí con la determinación de representar al país, aún dolido por las lesiones. Nunca se entregó y siempre tuvo la determinación de competir por el país en estos juegos.

Se recuerda que en Atenas 2004, termino compitiendo sentido por una molestia en un pie. En Río de Janeiro, cuando ganaba la final, tropezó en la última valla y perdió el oro que buscaba reeditar, porque lo había ganado en el 2003.

Sánchez ha trabajado por cerca de un año, preservándose para buscar un buen resultado, pero el destino le ha jugado una partida que no le fue favorable.

“Perdí mi confianza, no tenía ánimo de ningún tipo para salir a correr, al salir a la pista me iba a arrepentir de correr”, detalló el doble campeón mundial, Sánchez entró en un rezagado quinto lugar con un tiempo de 51.10 segundos para la distancia de 400 metros con valla.

Esa marca esta muy por debajo de los tiempos que el velocista dominicano acostumbra. El crono lo deja fuera de la clasificación para las semifinales.

Su mejor marca es de 47.25 segundos, la que realizo cuando por segunda vez gano el Campeonato del Mundo en el estadio Saint Dennis, París, Francia, en el año 2003.


A %d blogueros les gusta esto: