Phelps no le basta a EU para acercarse a China

by
Yimei Wang, de China, remata la pelota ante el bloqueo de la cubana Rachel Sánchez durante su partido en el voleibol de los Juegos Olimpicos.

Yimei Wang, de China, remata la pelota ante el bloqueo de la cubana Rachel Sánchez durante su partido en el voleibol de los Juegos Olímpicos.

BEIJING/AP.- Estados Unidos y su buque insignia Michael Phelps volvieron a dominar en la piscina pero su pesca no les bastó para acercarse a China, que cosechó de su árbol dorado en pesas, clavados, gimnasia y tiro para alejarse en la tabla de medallas de los Juegos Olímpicos.

China conquistó cuatro de las 17 medallas de oro en disputa el miércoles y Estados Unidos ganó tres. La República de Michael Phelps ganó dos de esos metales y ahora suma cinco en Beijing, con lo que se convirtió en el atleta más laureado en la historia de las olimpiadas con 11 preseas doradas en total.Sólo cuatro países — China, Estados Unidos, Corea del Sur y Alemania— superan el botín individual de Phelps en estos juegos. El prodigio de 23 años promete seguir sumando, ya que va por otros tres oros para superar la marca de ocho en una misma olimpiada de su compatriota Mark Spitz.

“Es una persona como cualquiera, pero quizás de otro planeta”, comentó Alexander Sukhorukov, quien nadó por el equipo ruso que se llevó la plata en el relevo 4×200 libre en el que Phelps y sus compañeros se colgaron un oro.

El otro fue en los 200 mariposa, en ambos casos con récords mundiales. La italiana Federica Pellegrini en los 200 libre y la australiana Stephanie Rice en los 200 combinado, también con sendas plusmarcas, embolsaron los otros dos oros que se repartieron en el Cubo de Agua.

China terminó la quinta jornada de los juegos con 17 medallas de oro, siete más que Estados Unidos. Corea del Sur y Alemania les siguen con seis cada uno.

En la cuenta total, Estados Unidos lleva 29 (10 oros, 8 platas, 11 bronces), seguido por China con 27 (17-5- 5), Corea del Sur con 13 (6- 6-1) y Australia con 12 (4-2- 6). Georgia, la ex república soviética inmersa en un conflicto bélico con Rusia, se estrenó a lo grande en la columna dorada con dos medallas, la de Irakli Tsirekidze en los 90 kilos del judo masculino y la de Manuchar Kvirkelia en los 74 kilos de la lucha grecorromana.


A %d blogueros les gusta esto: