Latinos lamentan falta medallas

by
Leidy Solis, de Colombia, mientras competia en la prueba de los 69 kilogramos.

Leidy Solis, de Colombia, mientras competía en la prueba de los 69 kilogramos.

PEKIN/DPA.- “No sé, no entiendo qué me pasó… El cuerpo no respondía”, decía sin cesar el pesista venezolano Octavio Mejías, tras fallar tres intentos consecutivos de levantar 157 kilos en envión y quedar eliminado de la disputa de hasta 77 kilogramos de los Juegos Olímpicos de Pekín. Mejías lloraba al lamentar haber decepcionado “a Venezuela, a mi familia, a mi novia, a todos los que esperaban que yo tuviera éxito”.

Desde el lunes pasado, cuando el colombiano Diego Salazar se alzó con la plata en la disputa de hasta 62 kilos, ningún pesista latinoamericano logró éxito en esa modalidad en los Juegos de Pekín.

El cubano Iván Cambar, quien también compitió en la categoría hasta 77 kilos, se manifestó decepcionado por no haber alcanzado la meta de levantar 260 kilos, lo que le permitiría luchar por un lugar en el podio. Terminó sexto, con 157 kilos en arranque y 196 en envión, un total de 353.

“Lamento no haber logrado regalarle al comandante jefe una medalla por su cumpleaños hoy”, expresó, en tono de desaliento, el pesista de 24 años de edad en referencia al 82 cumpleaños que celebra hoy Fidel Castro. A los otros dos latinoamericanos que disputaron la modalidad tampoco les fue bien: el venezolano José Leonardo Ocando terminó en el puesto 17, don 322 kilogramos en total (144/178), mientras que el argentino Carlos Espeleta se clasificó dos puestos más abajo con 310 kilos (140/170).

Una vez más, el oro se quedó en Asia: el surcoreano Sa Jaehyouk fue el campeón, con un resultado de 366 kilogramos (163/203), el mismo peso levantado por el medallista de plata, el chino Li Hongli (168/198). El bronce quedó para el armenio Gevorg Davtyan, con un resultado de 360 kilos (165/195).


A %d blogueros les gusta esto: